Consejo Nacional de Investigaciones
Científicas y Técnicas
01/06/2016

CONICET TUCUMÁN PARTICIPÓ DE LA EXPO LÁCTEA 2016
Share on Google+ Share
Las Unidades ejecutoras CERELA e INSIBIO dieron cuenta de sus líneas de investigación a través de stands informativos e ilustrativos en la muestra.




wowslider.net by WOWSlider.com v8.5

Contrastando con el clima apagado, frio y lluvioso de la Capital tucumana, la ciudad de Trancas, a pleno sol, se vistió de fiesta para conmemorar la 7° edición de la “Expo láctea del NOA”, el pasado 12 y 13 de mayo. Es así que, investigadores de dos unidades ejecutoras del CONICET Tucumán (CERELA e INSIBIO) conformaron el compendio de más de 30 stands expositivos.

Por un lado, la Dra. Marta Nuñez, miembro de la carrera de personal de apoyo en el Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA), participó de la coordinación de una mesa de catación, degustación y análisis de productos regionales.

“Es la sexta expo Láctea del Norte en la que participo. Empecé desde el inicio a pensar en algo atractivo e intentar hacer una dinámica de quesos para lograr así mayor cantidad de beneficios para la cuenca. Los dos primeros años en los que participamos se realizaron concursos de quesos y de dulce de leche pero después se hizo una cata sensorial y ahora se volvió a la misma dinámica”,  remarcó la Dra. Nuñez. y por último agregó: “Me parece que es muy valorable que exista un queso y un dulce de leche del año porque eso tiene trascendencia comercial; pero también un reconocimiento de la gente ya que perciben que tenemos productos de gran calidad, tanto industrial como artesanal”.

Para contextualizar la situación, debemos tener en consideración otros ejes. Estos son:

La Mesa de Lechería: es una institución conformada por productores, industriales y distintas instituciones, tanto públicas como privadas. Y tiene como objetivo definir políticas y ejecutar acciones que potencien esa actividad.

El Clúster Lácteo: en septiembre de 2012 la Mesa de Lechería se sumó al Programa de desarrollo de Clusters que lleva adelante el PROSAP. Esta nueva configuración permitió a la Mesa definir una visión estratégica de mediano plazo y programar un conjunto de acciones y proyectos para la mejora de la competitividad de la cuenca.

El Polo Tecnológico Lechero: está constituido por todas las instituciones público-privadas que trabajan en pos de la investigación y el desarrollo de mejoras o nuevos productos.

Por otra parte, los investigadores del laboratorio de microbiología preventiva presentaron el proyecto “TERNEBIO”. Es una leche fermentada con lactobacilos benéficos (4 bacterias lácticas) que funciona como suplemento de alimentación en terneros.  Se la administran a bovinos y esto mejora la calidad de vida de los animales, reduce la incidencia de las diarreas y su duración y, por ende, esto disminuye la mortalidad de los terneros. En efecto, mejora el estado general de estos animales en las primeras etapas. “Es la primera vez que se presenta TERNEBIO a la sociedad. Además, este producto ya está patentado y ganó en 2014 el premio INNOVAR,  dentro del grupo de alimentos”, esboza Natalia Cecilia Maldonado, investigadora del CONICET Tucumán y una de las precursoras de esta línea de investigación.

También exhibió diversos estudios el Instituto Superior de Investigaciones Biológicas (INSIBIO). Uno de ellos es el realizado por el grupo de trabajo del laboratorio de investigación en reproducción animal, referido a camélidos sudamericanos, que presentó dos proyectos. El primero trata de divisar biotecnologías que ayuden a la cría o preservación del semen de los animales y a través de esto mejorar sus características para luego hacer inseminación artificial. La segunda línea intenta desarrollar y encontrar marcadores que ayuden a seleccionar hembras que se puedan utilizar como receptoras para transferencias de embriones y que posean buenas características para su reproducción.

El Dr. Martin Argañaraz, investigador adjunto del INSIBIO, comentó que el trazado de esta investigación se inició en 2003 y que es la primera vez que integran una exposición de estas características.

Asimismo, el Instituto lideró otras investigaciones en la expo láctea. La Dra. Claudia Otero, investigadora adjunta, dio a conocer dos lineamientos con hipótesis similares, empleados en muestras diferentes.  El laboratorio que dirige está destinado a evaluar microorganismos y así mejorar la sanidad de los animales, estos pueden ser benéficos o patógenos. El propósito es identificarlos, ya que algunos pueden afectar la fertilidad bovina y representar un riesgo. A partir de esto,  se definen algunas estrategias sustentables para disminuir la prevalencia de estos microorganismos patógenos y así favorecer a la fertilidad de la vaca. En consecuencia, mejorando la sanidad del animal se puede conseguir una preñez temprana.

La segunda línea de trabajo e investigación que desarrollan, tiene una hipótesis similar a la trabajada con bovinos. Se abocan a tratar de identificar cuáles son los organismos que tienen un perfil de virulencia y que puede significar un riesgo para la salud de las cerdas. Es decir, se preocupan por la sanidad del sistema pecuario porcino, tanto en la preñez (pronta) como en el posparto y la lactancia del animal.

Por último, la Dra. Daniela García hizo mención a esto y planteó que trabajan con cultivos celulares obtenidos a través de muestras de frigoríficos locales. Trabajan con Genisteína –compuesto de la soja- y  a través de ella pudieron identificar que la alimentación (no balanceada) puede tener efectos y provocar problemas adversos en el animal: abortos, cambios hormonales, etc. En otras palabras, se estudia a nivel celular la afectación que produce este compuesto. 





Crisóstomo Alvarez 722 / San Miguel de Tucumán (4000) // Tucumán - Argentina
Tel.(0381) 422-8052 / (0381) 431-2745 / (0381) 431-3740
CONICET TUCUMAN