Consejo Nacional de Investigaciones
Científicas y Técnicas
06/07/2016

NO ES FRUTILLA, NI MANZANA, Y TAMPOCO PERA. ESTO ES CHILTO!
Share on Google+ Share
Una Investigadora del CONICET Tucumán nos introduce en el mundo de este fruto, nos explica su valor nutricional y sus propiedades funcionales; pero también su desaprovechamiento actual.




wowslider.net by WOWSlider.com v8.5

“El propósito fundamental está en incentivar el cultivo de esta especie”. Estas fueron las primeras expresiones en una entrevista con la Dra. María Inés Isla, investigadora del Instituto Regional de Ciencias Vegetales (IRCIVE), poniendo el acento en la producción del Chilto.

 Profesional en Bioquímica, Isla dirige un amplio equipo de trabajo –investigadores y becarios- que buscan promover el desarrollo de esta especie a través del fortalecimiento de un eje que ella considera fundamental: el de la divulgación. Es decir, la descripción por medio  de talleres y seminarios realizados en la región del NOA sobre las propiedades y los alcances del fruto.

El Chilto es una especie originaria de las Yungas de Tucumán, Jujuy y Salta. Pero no menos importante es mencionar el abanico innumerable de beneficios que tiene consumir el fruto y sus derivados.

Se caracteriza porque tiene un alto contenido de compuestos fenólicos que protegen a las biomoléculas de la oxidación. Asimismo, posee diversas propiedades antiinflamatorias e inhibe enzimas que participan en el metabolismo de las grasas y de los carbohidratos. También, es una fuente de vitaminas C y carotenoides, tiene un alto contenido en fibras y es bajo en grasas y azúcares. Finalmente, cabe destacar  que aporta minerales tales como: fósforo, hierro y potasio.

Por otra parte, Isla aclara que para favorecer al cultivo y producción de esta especie está accionando fuertemente la Dirección de Bosques de la Nación, en interacción con los gobiernos provinciales. Además, están articulando para este fortalecimiento el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), y hace unos años que el sistema científico y tecnológico  proporciona a través del CONICET Tucumán y las Universidades los recursos humanos necesarios que representan la tecnología de punta en favor del crecimiento del Chilto.

“Es un producto silvestre que crece en zonas de pedemonte, y que si se explota de manera eficiente puede tener un alto nivel de productividad en la región”, estima la Investigadora. A esto agrega: “nuestra finalidad consiste en alentar e incentivar  a los productores agrónomos y a la comunidad en general sobre sus propiedades organolépticas y benéficas, para instar al cultivo y focalizar las múltiples posibilidades de desarrollo e innovación tecnológica con recursos vegetales que actualmente son desaprovechados”, explica la investigadora.

Como mencionamos anteriormente, la Dra. Isla - principal impulsora de la futura décimo cuarta Unidad Ejecutora (UE) del CONICET Tucumán - considera que los talleres de difusión sobre las propiedades de este fruto son fundamentales. Por eso, un anfiteatro de la Facultad de Ciencias Naturales e IML-UNT; fue el escenario donde se convocó a una degustación de los productos a base de Chilto, organizado por los docentes de la Cátedra de Química Orgánica y Biológica el 29 de junio pasado. Allí, los alumnos pudieron catar dulces, mermeladas, helados, galletas, tartas, pannacotta de limón, entre otros derivados.

Por último, amerita mencionar el premio ARCOR que recibió el grupo de investigación que trabaja con este proyecto  en el año 2015, y que hace referencia a la “Innovación Tecnológica”.





Crisóstomo Alvarez 722 / San Miguel de Tucumán (4000) // Tucumán - Argentina
Tel.(0381) 422-8052 / (0381) 431-2745 / (0381) 431-3740
CONICET TUCUMAN